Miles de madres residentes en barrios populares fueron agasajadas y recibieron regalos en un gran operativo comunitario del Día de las Madres, organizado a nivel nacional por Luis Acosta Moreta, Luis “El Gallo”, presidente de la Unión Demócrata Cristiana –UDC-.

En los encuentros del Día de las Madres de Luis “El Gallo” se repartieron decenas de electrodomésticos, miles de raciones alimenticias y a la mayor parte de las asistentes se les regaló una flor o un arreglo floral.

Los barrios vibraron de alegría cuando se inició el tradicional “Moño Bonito”, donde las madres recibieron órdenes para que las peinaran en los salones de su mismo sector. Luis “El Gallo”, dijo que con “Moño Bonito” se realza la belleza y la dignidad de las madres pobres, al tiempo que se ayuda económicamente a los salones del área.

Una de las madres agasajadas, luciendo su moño bonito, levantó los aplausos y los vivas de su sector cuando declamó unas estrofas de su inspiración: “me hicieron un cuento chino, que en vez de coger un pescado, aprendiera a pescar, pero, mientras aprendo a pescar ¿paso hambre?..

El operativo de la UDC se extendió por decenas de barrios del Gran Santo Domingo, entre los que se encontraban la Ciénaga, San Carlos, Villas Agrícolas, Los Praditos, Los Ramírez, de Cristo Rey, Los Alcarrizos, Villa Mella, Los Mina, entre otros.

A nivel nacional, se repartieron obsequios a las madres en Santiago, San Cristóbal, Haina, Azua, Bonao, Barahona, Dajabón, Elías Piña, Pedernales, Santiago, Santiago Rodríguez, Hato Mayor, El Seibo, San Pedro de Macorís y San Francisco de Macorís, entre otros.

En su mensaje con motivo del Día de las madres, Luis “El Gallo”, pidió que desde el Estado y el sector privado se debe ofrecer la mayor ayuda a la mujer dominicana, que es la columna vertebral sobre la cual descansa el futuro del pais.

Favoreció una política de pleno empleo ocupacional y temporal, para ayudar a miles de madres solteras, y en otros casos socorrer a las que trabajan de manera informal.

Resaltó que las madres es el sector más sensible, y las que sufren los mayores dolores de la ola de violencia, porque sus hijos son al mismo tiempo las víctimas y los victimarios.

Abogó por una sociedad donde se haga frente a los problemas sociales, se ponga fin a las exclusiones económicas, y se dé a la mujer pobre la oportunidad de llevar una vida decente y poder caminar a sus hijos por la ruta de la educación y el trabajo .

Señaló que las madres dominicanas son un ejemplo de anegación, de superación, de dolores, que cada día hacen el máximo esfuerzo por mejorar sus condiciones personales, y por consiguiente ofrecer su ayuda al desarrollo nacional.

Por Captura