Santo Domingo.- La Comisión Permanente de Efemérides Patrias, en nombre de la Presidencia de la República recordó en un sensible acto patriótico el 59 aniversario de la Revolución de Abril de 1965.

El acto realizado en la Plaza Patriótica Héroes de Abril de 1965, inició a las 9:30 de la mañana, con la entonación del Himno Nacional, seguido del depósito de ofrendas florales y toque de ofrenda.

El joven Shyam David Fernández, nieto del Coronel Rafael Fernández Domínguez, habló en nombre de la familia, destacando las cualidades de este héroe nacional que con su compromiso y amor a la patria contribuyó a que el país tomara la vía democrática, y luego fue asesinado junto a muchos de sus compañeros de lucha.

Juan Pablo Uribe, presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, al dirigirse a los presentes dijo que la Revolución de Abril del año 1965, es el acontecimiento político de mayor trascendencia en el siglo XX, el mismo encarnó, sin lugar a dudas, el espíritu patriótico de Duarte y los febreristas de 1844; del Grito de Capotillo y los restauradores de agosto de 1863; al hacerlo, recogieron los principios democráticos destrozados por el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, contra el gobierno legal, legítimo y correcto presidido por el profesor Juan Bosch, golpe de Estado que se convirtió en la causa eficiente, dos años después, del Movimiento cívico-militar constitucionalista que hoy recordamos con agradecimiento y solemnidad.

Uribe afirmó que “es en la simbología de abril de 1965 que los dominicanos encontramos un referente directo de la soberanía nacional, la autodeterminación y la identidad patria y de esto tiene conciencia plena el presidente Luis, Abinader, un hijo de abril, porque su padre José Rafael Abinader, fue ministro de finanzas del gobierno constitucionalista encabezado por Caam

Uribe afirmó que “es en la simbología de abril de 1965 que los dominicanos encontramos un referente directo de la soberanía nacional, la autodeterminación y la identidad patria y de esto tiene conciencia plena el presidente Luis, Abinader, un hijo de abril, porque su padre José Rafael Abinader, fue ministro de finanzas del gobierno constitucionalista encabezado por Caamaño”.

Concluyó su discurso diciendo que: “Si vivimos el 59 aniversario de esta efeméride, en un clima democrático y de pacífica convivencia social rumbo a un certamen electoral ejemplar, es en gran medida fruto de la movilización, lucha y heroísmo de un pueblo que desafió el miedo, la represión y encontró en nombres como el del Coronel Rafael Fernández Domínguez, ideólogo del Movimiento Militar Constitucionalista, Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, presidente constitucional de la República en Armas, símbolos para encumbrarse en la dignidad épica de la dominicanidad”.

En el marco de esta conmemoración el gobernador del edificio de las oficinas gubernamentales de la Presidencia “presidente profesor Juan Bosch”, Coronel Marcelo A. De Windt, hizo entrega de una placa de reconocimiento a los directivos de las diferentes fundaciones patrióticas del país, así como a la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, en la persona de su presidente, Juan Pablo Uribe, por su fiel compromiso y ardua labor salvaguardando y fomentando la memoria histórica de uno de los acontecimientos más trascendentales del país. Recibieron la distinción Ludovino Fernández, Ingrid Fernández y Shyam David Fernández, de la Fundación Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, el Coronel Juan Manuel Lora y Dania Lora, de la Fundación Juan María Lora Fernández, Alberto Caamaño y Paola Caamaño, en representación de la Fundación Francisco Alberto Caamaño Deñó, Andrés Dirocié Montás, de la Fundación Próceres de Abril y José Bujosa Mieses (El Chino), de la Fundación Amaury Germán Aristy.

El acto contó con la presencia de la ministra de Cultura, Milagros Germán, viceministros, familiares de los constitucionalistas, fundaciones patrióticas, la gobernación de las oficinas públicas y servidores del Estado, entre otros, quienes al final corearon a gran pulmón el himno a la revolución y pudieron apreciar una exposición fotográfica permanente, que se exhibe en el pabellón A, de las oficinas, sobre los acontecimientos más relevantes que se desarrollaron durante la revolución del 1965.