Santo Domingo.- Los frecuentes tiroteos protagonizados por bandas del microtráfico de drogas en el sector Enriquillo, de Las Palmas de Herrera, como el que provocó esta semana la muerte de un hombre en la galería de su casa, mantienen en vilo a ese populoso barrio, donde colmaderos prefieren cerrar temprano y los residentes temen hasta sentarse al frente de sus viviendas.

El tiroteo donde perdió la vida Héctor Díaz Espinosa, de 38 años, es una muestra de los constantes enfrentamientos que se registran en el barrio Enriquillo, de Las Palmas de Herrera, aseguraron comerciantes y comunitarios.

El Colmadero dijo que los tiroteos se han convertido en algo de la cotidianidad del barrio debido a que una supuesta banda denominada los menorcitos se disputan los puntos de drogas con otro grupo.

Los comunitarios denunciaron que en el barrio no existe patrullaje policial, donde además dijeron que a partir de las 7 de la noche nadie puede estar ni sentado en el barcón de sus propias casas.

Al tiempo que la esposa del fallecido pide justicia, el vocero de la policía, Diego Pesqueira indicó que están tras la pista de un hombre que supuestamente fue quien disparó a Héctor Díaz Espinosa.

Algunos familiares de los heridos como comerciantes se rehusaron a hablar frente a cámara, ya que dicen tener miedo que los pistoleros tomen represalias en su contra.

Por Captura