Las calles y avenidas del Gran Santo Domingo, Santiago y otras ciudades continúan siendo transitadas por vehículos deteriorados que ponen en peligro la vida de pasajeros y afectan al medio ambiente, a pesar del proyecto iniciado por el Instituto Nacional de Tránsito y transporte Terrestre (Intrant) de cambiar las unidades y crear corredores. (Sigue leyendo)

Por Captura