La procuradora general Mi­riam Germán Brito instru­yó a todos los fiscales del país para que, en los casos de agresión a personas con sustancias corrosivas, tales como “ácido del diablo”, otorguen la calificación ju­rídica de “acto de tortura o barbarie” por ese delito, y solicitar la pena máxima contra los autores (Sigue leyendo)

Por Captura