Si te da ansiedad imaginar un mundo sin Facebook, Instagram o Whatsapp, vigila tu dependencia a las nuevas tecnologías. Es posible que seas un adicto. (Sigue leyendo)

Por Captura