El legendario Mike Tyson regresó este sábado al boxeo a los 54 años con un intenso combate de exhibición ante el también ex campeón de pesos pesados Roy Jones Jr., de 51, que terminó sin ganador.

Quince años después de su retirada, Tyson se subió de nuevo a un ring en el Staples Center de Los Ángeles, sin público presente por la pandemia de coronavirus, en una producción televisiva que combinó la curiosidad y la nostalgia.

Ambos boxeadores, especialmente Tyson, dejaron destellos de sus antiguas poderosas pegadas en un combate con fines benéficos del que salieron sin aparentes daños importantes.

«Esto es mejor que luchar por los campeonatos», aseguró Tyson. «Ahora somos humanitarios. Podemos hacer algo bueno por el mundo. Tenemos que hacer esto de nuevo».

Por Captura