Pasado casi un mes de la tragedia de Chiapas, México, los familiares de los últimos cinco dominicanos fallecidos podrán darle cristiana sepultura a los jóvenes que se embarcaron en un viaje en busca del sueño americano, pero que ahora no tendrá regreso. (sigue leyendo)

Por Captura