forcejeo, desmontaron los candados para abrir los dos portones.

La llegada de miembros de la policía fronteriza (Polifront) y de seguridad de Aduanas,  impidieron que se diera el propósito y colocaron gruesas cadenas y nuevos candados, en medio de empujones y golpes para que abandonaran el lugar.

La acción de produjo luego de que el pasado fin de semana, los transportistas de cargas de Haití se reunieron con sus homólogos y de Aduanas en Dajabón, donde llegaron a un acuerdo que le sería notificado para su veredicto final, al gobernador y el magistra de Juana Méndez Luma Dimetrius, pero al parecer estos no ascendieron a la petición de abrir la puerta fronteriza de Juana Méndez, para reactivar el comercio.

La situación ha creado momentos de tensión y la seguridad por parte del Cesfront, ha sido reforzada para evitar que los incidentes que se suscitan al otro lado de la frontera, puedan afectar el territorio Dominicano.