Un estudio llevado acabo recientemente en EE.UU. ha revelado que algunos ciudadanos de ese país optan por el uso de antibióticos para peces con el fin de curar enfermedades humanas.

La razón principal de este fenómeno es ahorrar dinero en medicamentos y visitas al médico en un país donde no hay sanidad pública universal. Los expertos advierten que esta práctica, además de ser peligrosa, puede llevar a que las muertes causadas por problemas de resistencia microbiana superen a la mortalidad por cáncer.

RT ha conversado con algunos ciudadanos del país norteamericano que forman parte de esta tendencia para conocer sus historias.

Medicamentos para animales

Uno de ellos es Christopher Payne, un vecino de Robersonville, Carolina del Norte, quien consume antibióticos para peces desde hace cuatro años. Seguir leyendo

Por Captura