Santo Domingo. La Comisión Permanente de Efemérides Patrias, conmemoró el 180 aniversario de la batalla de El Memiso y el 175 aniversario de la batalla de El Número, durante un solemne acto en honor al general Antonio Duvergé, quien con su espada gloriosa hizo historia al comandar dichas gestas y vencer al ejército haitiano.

La ceremonia patriótica realizada en el Parque Mirador Sur, donde está la estatua ecuestre de Antonio Duvergé, contó con una nutrida participación en la que reinaba un gran entusiasmo. Inició a las 10:00 de la mañana con la entonación de las notas del Himno Nacional, luego se colocó la ofrenda floral en honor al héroe considerado una de las figuras más relevantes durante la Independencia y fundación de la República Dominicana.

Juan Pablo Uribe, presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, al pronunciar un discurso, aseguró que la nación ha fraguado su fisonomía en la historia regional y universal venciendo retos, triunfando sobre peligros, confrontando con decoro, valentía e inteligencia las amenazas que desafían la dominicanidad gloriosa.

Siguió diciendo: “Por esto, conmemoramos los eventos patrióticos militares que han reafirmado la Independencia Nacional, representada en las batallas de El Memiso, Azua, 13 de abril de 1844, y la batalla de El Número, Azua, 17 de abril de 1849; en los mismos la fuerza épica del guerrero dominicanista general Antonio Duvergé, dirigió a los nacionales por los caminos heroicos del triunfo”.

Resaltó que la esplendente y gloriosa espada de Duvergé cumplió lo que el padre de la patria, Juan Pablo Duarte, sentenció con sabiduría infinita cuál si estuviera vigilando el presente y mirando el futuro: “Entre los dominicanos y haitianos, no es posible una fusión”.

Uribe concluyó afirmando que “el recuerdo agradecido del centinela de la frontera Antonio Duvergé y sus hazañas independentistas aunados a su inmenso y limpio amor por la Patria nos obligan en el presente complejo y escabroso en términos geoinsulares a qué, nos coloquemos galvanizados alrededor del presidente Luis Abinader, líder del Estado dominicano para actuar en grande unidad defendiendo y profundizando la soberanía nacional, la integridad territorial, la autodeterminación e identidad que será por siempre la dominicanidad, desde la moral y la ideología del patriotismo invoquemos el espíritu de Duvergé para resguardar la nación.