Scarlin Hernández, con apenas cuatro años abandonó el país junto a su madre tras el gran sueño americano. Unos 26 años después pone en alto la bandera dominicana siendo parte del proyecto espacial del telescopio James Webb, el mayor y más potente enviado hasta ahora fuera de la atmósfera (sigue leyendo)

Por Captura