Durante la madrugada de este martes se registró una nevada en el desierto del Sahara, ubicado en el norte de África, el más grande del mundo: las temperaturas cayeron por debajo del punto de congelación, hasta -2°C.

La nieve cayó en la ciudad saharaui de Ain Sefra en Argelia, conocida como la puerta de entrada al desierto: se encuentra a 3,000 pies sobre el nivel del mar.

El hielo creó patrones impresionantes en la arena después de que el área vio caer una salpicadura de nieve inesperadamente.

Las nevadas más recientes en el desierto del Sahara ocurrieron en el 2016, 2018 y 2021.

Fuente: Jean Suriel.

Por Captura