Gabriel Santana Borsilea, uno de los siete acusados por el Ministerio Público por su presunta participación en un fraude de 2,500 millones de pesos en la Cooperativa de Ahorros y Crédito Herrera (Coop-Herrera), ha manifestado su disposición a compensar los daños causados a los ahorrantes de la entidad financiera. Según una fuente cercana a Santana Borsilea, el acusado estaría dispuesto a resarcir una suma cercana a los 6 millones de dólares, equivalentes a casi 340 millones de pesos, que adeuda a las personas afectadas por el supuesto entramado.

De acuerdo con el expediente presentado por el Ministerio Público, Santana Borsilea habría utilizado a 120 personas físicas y jurídicas para simular préstamos y crear aportaciones y certificados a plazos ficticios, generando intereses que eran retirados por la estructura criminal. Sin embargo, la fuente asegura que Santana Borsilea desconocía las acciones del administrador general de la cooperativa, Jorge Eligio Méndez, quien presuntamente alteraba los sistemas con datos falsos para aparentar solidez financiera y seguir captando capitales.

La fuente revela que Santana Borsilea no era consciente de que los certificados financieros eran ilegales y que, al enterarse de la situación, quedó en estado de negación, sin comprender cómo había sido engañado de esa manera. No obstante, desde ese momento, su actitud ha sido devolver todo el dinero que corresponda a los ahorrantes afectados.

Además de Santana Borsilea, otros seis individuos fueron arrestados en la operación Búho, entre ellos Kenia Del Carmen Liriano Pérez, Ana Cecilia Tejada Santos de Álvarez, Simona Borsilea, Jacer Eliazar Mejía Pereyra y Julio César Minaya. Las imputaciones incluyen delitos como asociación de malhechores, falsificación de documentos públicos y privados, y robo de identidad.

El Ministerio Público ha solicitado prisión preventiva y la declaración del caso como complejo para los acusados. Se señala que el grupo llevó a cabo maniobras fraudulentas, abuso de confianza hacia los ahorrantes y lavado de activos.

La Cooperativa de Ahorros y Crédito Herrera ha sido afectada por este supuesto fraude millonario, lo que ha generado preocupación y cuestionamientos sobre los niveles de supervisión y control en el sistema financiero.